EL PROCESO

RECOGIDA

Las aceitunas de variedades autóctonas, el argudell (variedad que sólo se encuentra en el alto y Bajo Empurdán) y la arbequina, son la mayoría de las que llegan al molino llevadas por los agricultores de la comarca. Una vez pesadas pasan por un proceso de limpieza con agua y unas cribadoras.

PRENSADA

A continuación, pasan por un husillo hasta las muelas de piedra que las aplastan. De aquí pasan por un proceso de maxilación, hasta los capazos donde se extiende la pasta de la aceituna y se va poniendo por capas en la vagoneta que la llevará hasta la prensa.

DECANTACIÓN

Una vez en la prensa el aceite empieza a manar y va a parar al carro de acero inoxidable. Seguidamente, se pasa por una máquina centrífuga que separa el agua del aceite mediante la centrifugación. Una vez centrifugado pasa por el decantador para eliminar al máximo el poso para pasar seguidamente hacia los depósitos de acero inoxidable para su conservación hasta el momento del envasado...